educanto

Revista de Educación Infantil y Juvenil de GITA centroantroposofico.org

La euritmia en la escuela

Imagen: Cincinatti Waldorf School

La euritmia es un nuevo arte de movimiento creado en 1912. Etimológicamente significa, eu: bello, armonioso, y  ritmia: movimiento, ritmo, por lo tanto, es un ritmo bello, armonioso. Desde la fundación de la primera escuela waldorf en 1919, la euritmia forma parte del currículo escolar, acompañando el desarrollo de los alumnos desde el jardín infantil hasta la secundaria.

Para querer entender la euritmia, primero recomendaría hacerla,  vivenciarla. Pero ahora nos toca tratar de definirla.

Cuando decimos que la euritmia es un nuevo arte de movimiento, ya hay dos sustantivos que merecen de cierta aproximación y aclaración que nos unifique: “arte” y “movimiento”.

Como el espacio es corto, les dejo aquellas palabras para una reflexión personal. ¿Qué es arte? ¿Qué es movimiento? Espero  reflexionen al respecto.

Siendo un arte de movimiento, la euritmia hace visible la música y la poesía a través de todos los posibles movimientos corporales, en coreografías grupales o individuales. ¿Y cómo se logra esto?

Durante la formación de euritmia se incursiona en las leyes que hacen viva la poesía y la música, como por ejemplo, el ritmo, el compás y la altura de tonos en la música; y en la poesía, el ritmo, el estilo y la rima, como para nombrar algunos componentes. Teniendo en cuenta estos y otros elementos, el euritmista los expresará por medio de gestos corporales que buscan ser lo más fiel y verídico a la experiencia auditiva, pues mientras se hace euritmia se escucha  la música o la poesía que se está trabajando/euritmizando. Es decir que la euritmia hace visible lo audible. Pone sobre el escenario la música y la poesía con gestos (sobre todo de los brazos, como continuación del sentir)  corporales eurítmicos y formas coreográficas.

En una muestra de euritmia podemos ver como música y poesía se manifestaban en el movimiento  tornándose visibles, ayudados además del vestuario, luces y efectos apropiados a las piezas.

La euritmia tiene 3 campos de acción: el artístico, el pedagógico (social, higiénico), y el terapéutico (individual).

La euritmia pedagógica es la base del trabajo en los colegios waldorf desde el jardín de infancia hasta el 4to medio. Con este término se entiende que la euritmia como arte es enseñada,  comenzando con rondas y  formas simples en el jardín de infancia y los primeros grados, hasta llegar a grandes puestas en escena  con los jóvenes de la secundaria.

Los alumnos aprenden a expresarse corporalmente en música y habla,  incursionan en las leyes y estructuras gramaticales y musicales, se unen a ellas y las hacen visibles en y con movimientos. Así aprenden a formarse a sí mismos, a forjar su interior  aprehendiendo sus propias vivencias y sentimientos.

Aprovechando la alegre disposición y necesidad de movimiento de los niños pequeños, la euritmia en el jardín de infancia y en los primeros grados recurre a la fantasía y al juego, creándose un mundo de color y calor entre gigantes, príncipes, caballitos y hadas. Con ritmos, pequeños ejercicios y formas los niños desarrollan la coordinación y la motricidad.

Un cambio espacial importante que se trabaja a finales del 3ero o inicios del 4to básicos, es el siguiente: luego de la vivencia del círculo y la ronda se lleva a los niños a que conozcan la frontalidad, lográndose así una nueva postura ante el mundo. (Ustedes pueden probarlo si gustan, caminando una vez un círculo mirando el punto central y otra vez caminándolo conservando la frontalidad, son dos vivencias totalmente distintas).

Los alumnos más grandes trabajan ya con poesías y piezas musicales específicas para su edad, que permitan desarrollar el contenido eurítmico. Por ejemplo con una melodía en el 5to. se trabajarán los tonos, en el 6to. los intervalos y en el 7mo. los acordes mayores y menores. También se trabajan formas espaciales geométricas, desarrollando así el sentido de orientación y la inteligencia motriz (inteligencia en movimiento). Por medio de estas formas geométricas no sólo aprenden lo antes dicho sino también a tener a los otros en la consciencia, y a dominar su propio movimiento, haciéndose responsables de este hacia el buen resultado del conjunto.

¿Por qué es importante la euritmia en el colegio? La euritmia estimula la agilidad, motricidad y coordinación interna y corporal, desarrolla la orientación espacial, concentración, creatividad y estética, capacidad de expresión y sensibilidad social. ¿No son estas condiciones básicas para un sano aprendizaje? ¿Cómo podemos ayudar a fomentar los efectos de la euritmia? Al tener que ver con movimiento, todo aquello que interfiera negativamente con el ser volitivo del niño estropea el efecto de la euritmia. La excesiva cantidad de horas frente al televisor, los video juegos, la sobre estimulación de los sentidos, para mencionar algunos factores, impiden que la euritmia influya en las almas de los niños. Un alma infantil revuelta, llena de imágenes externas no podrá abrirse al movimiento eurítmico. La euritmia pretende desde el movimiento fortalecer el alma infantil y de los jóvenes, por medio de la  experiencia musical y poética. Ella, el alma, aprende a expresarse a través  del ser y cuerpo humano, ella es la que está en constante actividad, precisando para ello armonía interna. La tarea de la euritmia es hacer del interior del niño un ser móvil, ágil y fuerte. Por eso la euritmia pedagógica es conocida también como gimnasia anímica. La euritmia pedagógica crea en el niño una “fibra anímica”“un tono muscular anímico”, tan necesario para la vida futura como adulto. Cuántos de nosotros quisiéramos contar con cierto temple interior para dar frente a la vida moderna, pues bien la euritmia es de gran ayuda para ello. Y además y por sobretodo la práctica de la euritmia causa alegría, alegría de ser y estar con uno mismo y con los otros.

Mario Castro

(profesor de euritmia)